NO permitas que guarden tu tarjeta

Todos tenemos muchísimos hábitos establecidos de forma automática en nuestro día a día.

Sabes también que muchos de estos hábitos pueden favorecer que ahorres dinero y otros hábitos pueden fomentar que gastes dinero.

No quiero darte hoy un gran listado de hábitos que favorecen el gasto, pero sí quiero hacer hincapié en uno que te protegerá de compras no deseadas o que no tengas muy claras.

No dejes que las tiendas online guarden la información de tu tarjeta

Las tiendas lo saben y por eso colocan una casilla, que debes aceptar, para no rellenar esta información cuando realices compras en otras ocasiones.

Cuando estás viendo un producto por Internet y te interesa, lo añades al carrito. Después, debes agregar tu información personal y, finalmente, añadir la información de tu tarjeta.

No te sorprenderá este proceso de compra, pero…

¿Qué piensan las tiendas? ¿cómo les afecta este proceso?

El proceso es algo natural, pero también es natural que menos personas vayan llegando al siguiente paso del embudo por diferentes razones.

Puede no ser de interés ese producto para esa persona, o no generarle suficiente confianza la tienda, o no saber exactamente cómo funciona el producto, o no tener suficientes imágenes para verlo, etc.

¿Qué ocurre entonces con la datos de tu tarjeta? ¿Por qué es importante para ti y cómo puede ayudarte a ahorrar?

Sencillamente porque los minutos que utilizas para sacar la tarjeta de tu cartera e introducir los datos en la tienda, es un tiempo en el que puedes dudar de si te interesa realmente o no ese producto, pensar si es una compra razonable o si te estás dejando llevar por una compra impulsiva.

Por esta razón precisamente te piden que guardes la información de tu tarjeta.

En la siguiente compra no tendrás tanto tiempo para pensar. No dudarás tanto tiempo del producto y no te dolerá sacar la tarjeta de la cartera. Esos minutos son claves, para la tienda.

Según “Baymard Institute”, 2 de cada 3 posibles ventas terminan en carritos abandonados, por lo tanto, solo 1 de cada 3 personas terminarán comprando.

¿Y tú? ¿Sueles guardar la información de tu tarjeta en las tiendas online?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *